Cumbre de Salud Pública del Instituto Milken: Cómo puede un negocio impactar la salud pública

Por John Agwunobi, M.D., M.B.A., M.P.H, Director Ejecutivo de Salud y Nutrición de Herbalife, Asuntos Empresariales Mundiales
31 marzo, 2015

Recientemente participé en un debate durante la Cumbre de Salud Pública del Milken Institute de 2016 en Washington, D.C. El panel “Hacia un lugar de trabajo más saludable: El caso de negocio para la salud pública” reunió a expertos académicos, de gobierno y del sector privado para discutir el bienestar del lugar de trabajo y los programas de prevención y beneficios posibles para la salud pública. El moderador fue Ryan Shadrick Wilson, Director Ejecutivo de Estrategias y Director General para Healthier America.

Bienestar en el lugar de trabajo
Muchas empresas grandes estadounidenses ofrecen a sus empleados un programa de bienestar. Las razones son obvias: la compañías puede ahorrar en costos de salud cuando sus empleados están saludables, y existen los beneficios adicionales de mayor productividad y menos pérdidas de días de trabajo por parte de los empleados saludables. Pero, de acuerdo a una encuesta de Gallup de 2014, solo está participando el 24% de los empleados que trabajan en compañías que ofrecen estos programas de bienestar.

Entonces, ¿por qué muy pocos empleados participan en los programas de bienestar? La verdad es que un buen programa de bienestar tiene que comenzar a nivel local. Un ejemplo podría ser los 4 millones de contratistas independientes que trabajan en Herbalife. Ellos son fundamentales, y cada uno de ellos, es un defensor de la salud y bienestar… Básicamente, están luchando por la salud física, luchan por la nutrición saludable mientras construyen su negocio… ¿Imagínate si pudiéramos juntar a estas personas que han interactuado con la salud pública en el lugar de trabajo y las comprometemos a un reto y las incentivamos a que regresen a sus comunidades y cambien el mundo?

Una cultura de salud
Un contratista independiente no trabaja para nosotros, pero lo que si les ofrecemos es capacitación y educación sobre condición física y sobre nutrición saludable como parte de su asociación con nosotros.

La salud es un buen negocio. La salud en una comunidad es un negocio maravilloso: una comunidad más saludable es un consumidor mejor. Otro de los beneficios es que motivas a los trabajadores y tienes una organización motivada con un propósito.

Muchas personas aprenden más sobre salud y bienestar en el trabajo que en sus hogares o en sus comunidades. A nivel de comunidad, ese trabajador en el área de la salud pública se reconoce como un líder comunitario, pero no existen suficientes para crear una asociación con cada persona y cada familia.

Se necesitan más estudios
Pienso que necesitamos invitar a los académicos en salud pública a participar en la investigación, la ciencia y en la creación de evidencia que necesitamos llevar al siguiente nivel. Una recopilación de evidencia, para presentarla a los negocios pequeños y grandes y tratar de mostrar cuáles son las mejores prácticas, es una parte importante para hacer de esto algo sostenible con el tiempo.

Deja un comentario