tendencias de envejecimiento saludable 2019

Temas más comentados: Forma corporal, dietas de proteínas y salud cerebral

By: David Heber, M.D., Ph.D., F.A.C.P., F.A.S.N., Presidente, Instituto de Herbalife Nutrition

 

Cuando se trata de un envejecimiento saludable, hay tres tendencias de nutrición importantes a tener en cuenta: la forma corporal, las dietas ricas en proteínas y la salud cerebral. A medida que las personas envejecen, se enfoca más en la salud a largo plazo, y las personas de todas las edades buscan productos que tengan cualidades de envejecimiento saludable. De hecho, de acuerdo al Natural Marketing Institute, la generación del milenio está tan interesada en productos de envejecimiento saludable como los baby boomers. La salud del cerebro, en particular, será una tendencia significativa en 2019.

 

1. Entrenamientos para dar forma al cuerpo

 

La conformación corporal es una tendencia creciente entre las personas de 35 a 44 años. Cada vez más hombres y mujeres están optando por maneras naturales para remodelar sus cuerpos, principalmente a través de la dieta y el ejercicio.

 

Una razón es el cambio en las perspectivas sobre la imagen corporal. Por ejemplo, de acuerdo con un metaanálisis realizado por la American Psychological Association en 2016, las mujeres están aceptando más sus cuerpos. Según el estudio, la insatisfacción con sus cuerpos ha disminuido durante un período de 31 años.

 

A medida que más personas se enfocan en su salud y en la forma de su cuerpo individual, en lugar de simplemente aspirar a ser delgado o tener bajo peso, los entrenamientos de modelado corporal aumentarán en popularidad.

 

2. Dieta rica en proteínas y regulación proteica

 

Cada año, más consumidores están reconociendo los muchos beneficios de un mayor consumo de proteínas. De acuerdo a un estudio de Harvard Health, las personas que consumían más gramos de proteínas en el desayuno tenían niveles más bajos de azúcar en la sangre y estaban más satisfechas durante el día que aquellas que consumían menos proteínas.

 

Los vegetarianos y veganos necesitarán más fuentes de proteínas basadas en plantas, que no solo incluyen fuentes tradicionales como frijoles y nueces, sino también mezclas de diferentes proteínas vegetales. La proteína de soya es una de las proteínas de origen vegetal de la más alta calidad, pero la mezcla de una variedad de fuentes, como la quinua, el sésamo y los guisantes, puede aumentar la calidad de la proteína enormemente.

 

La regulación proteica es otra tendencia que está ganando popularidad. Los practicantes toman proteínas hasta cinco veces al día para alcanzar sus metas personales. Del mismo modo, muchas personas obtienen una medición de la composición corporal para calcular sus necesidades totales de proteínas para el día.

 

 

3. Oportunidades en la salud del cerebro

 

Cuando se trata del envejecimiento cerebral, debemos considerar 4 aspectos distintos:

  1. Memoria
  2. Estado anímico
  3. Atención
  4. Conocimiento

 

En la industria de los suplementos en general, los consumidores tienden a buscar una solución de suplemento único, en lugar de un enfoque integral y múltiple. Para lidiar con estos cuatro factores, el público necesita un programa integrado que combine dieta, suplementos y ejercicio.

 

En su presentación en “Ted Talk”, la neuróloga Wendy Suzuki explica cómo el ejercicio mejora el estado de ánimo, la atención y la memoria, proporcionando beneficios tanto inmediatos como a largo plazo para la salud del cerebro. Su investigación muestra que la actividad física tiene efectos transformadores en el hipocampo y en la corteza prefrontal, que en última instancia protege al cerebro contra enfermedades neurodegenerativas como la demencia y el Alzheimer.

 

Cuando se trata de suplementos, busque cafeína, luteína y curcumina. La cafeína se dirige a los cuatro aspectos de la salud del cerebro. De hecho, una nueva investigación sugiere que los compuestos encontrados en el café tostado oscuro, en particular, puede proteger contra el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

 

En cuanto a la luteína, la mayoría de los consumidores la asocian como la “vitamina ocular”, pero ahora estamos descubriendo que también beneficia la salud del cerebro. En este estudio reciente de adultos mayores, los suplementos de luteína y zeaxantina mostraron mejoras importantes en la atención compleja y la flexibilidad cognitiva.

 

Finalmente, la curcumina, que es una sustancia que se encuentra en la cúrcuma y el curry indio, ayuda a proteger contra la inflamación del cerebro. Los investigadores de la UCLA encontraron que el consumo diario de curcumina mejoró la memoria y el estado de ánimo en personas con pérdida de memoria leve relacionada con la edad.

 

Como nota adicional, la grasa abdominal y una dieta rica en grasas con ácidos grasos Omega 6 contribuyen a la inflamación del cerebro. De acuerdo a la Society of Neuroscience, un gran número de personas con demencia también tienen una enfermedad cardíaca coexistente.

 

Si bien se necesita más investigación, estos hallazgos iniciales son prometedores e indican la influencia positiva que pueden tener la nutrición y el ejercicio en cómo envejecemos.