reemplazo de alimentos

Por qué los reemplazos de alimentos para bajar de peso funcionan

Por: Dr. David Heber, Ph.D., F.A.C.P., F.A.S.N., Presidente, Instituto de Nutrición de Herbalife

Bajar de peso no siempre es fácil. Dado el ritmo agitado de la vida moderna, las personas han recurrido a dietas o planes dudosos para la pérdida de peso. Los reemplazos de alimentos, junto con la dieta y el ejercicio, ofrecen una solución alternativa y eficaz para la pérdida de peso y el control del peso.

En mi última publicación, discutimos la diferencia entre los reemplazos de alimentos y los batidos de proteínas, y cómo estos productos satisfacen objetivos y necesidades específicos.

Hoy, me gustaría profundizar en por qué los reemplazos de alimentos funcionan mejor que las dietas típicas, de acuerdo con la ciencia y la investigación.

La ciencia detrás de los productos de reemplazo de alimentos

No hay nada mágico en los reemplazos de alimentos, y no son tan insulsos ni aburridos como lo sugieren los reemplazos de alimentos en la ciencia ficción.

Cuando hablamos sobre la ciencia de los reemplazos de alimentos, principalmente quiero hablar sobre tres aspectos relacionados con su eficacia para el control de peso:

  1. Índice glucémico
  2. Densidad de nutrientes
  3. Cambios del comportamiento

Índice glucémico

El índice glucémico (IG) es una medida de la rapidez con que un alimento hace que aumenten los niveles de azúcar en la sangre. Cuando consume alimentos con un IG alto, su azúcar en la sangre aumentará y luego caerá bruscamente, lo que fomentará el letargo y el hambre.

Por el contrario, cuando consume alimentos de bajo índice glucémico, su cuerpo los digiere y los absorbe a un ritmo más lento, por lo tanto promueven saciedad. Los reemplazos de alimentos que tienen un índice glucémico bajo pueden reducir el apetito a pesar de que se ingieren menos calorías.

A modo de comparación, un batido de reemplazo de comida de Fórmula 1 de Herbalife Nutrition, antes de mezclarse con la leche, tiene un IG bajo, mientras que el jugo de naranja tiene un IG de moderado a alto.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que un IG bajo no significa necesariamente que un alimento tenga un alto contenido de nutrientes. Es por eso que el concepto siguiente es tan importante.

Densidad de nutrientes

La densidad de nutrientes se refiere a la relación entre la composición de nutrientes de un alimento y los requisitos de nutrientes de la persona. En otras palabras, la densidad de nutrientes es una medida de la cantidad de nutrición que obtiene por porción o por calorías consumidas.

Por ejemplo, un batido para el reemplazo de alimentos Fórmula 1 de Herbalife Nutrition tiene 170 calorías cuando se lo mezcla con 8 onzas de leche sin grasa, mientras que también proporciona proteína, fibra, grasas saludables, vitaminas, y minerales. Por otro lado, un croissant tiene aproximadamente de 200 a 300 calorías, pero solo proporcionará calorías vacías de grasas saturadas y azúcar, sin otros nutrientes significativos.

La mayoría de los productos de reemplazo de alimentos pueden proporcionar vitaminas y minerales para hacerlos densos en nutrientes.

Los reemplazos de alimentos promueven una dieta de alta calidad al tener densidad de nutrientes y bajo IG. Cuando se combinan con ejercicios de resistencia, los reemplazos de alimentos también pueden ayudar a promover la masa corporal magra para mantener o desarrollar músculo magro y apoyar la pérdida de grasa.

Cambios de comportamiento

Aparte de las consideraciones nutricionales, también debemos observar cómo influyen el control del peso los patrones de comportamiento que se forman al consumir reemplazos de alimentos.

El Departamento de Medicina de la Universidad de Ulm, en Alemania, llevó a cabo un estudio de cuatro años de pacientes obesos (que no consumían productos de Herbalife Nutrition). Los investigadores identificaron seis motivos específicos por las cuales las dietas de reemplazo de alimentos funcionaron tan efectivamente para perder peso.

Estos motivos incluyen:

Comodidad

La falta de tiempo para preparar comidas saludables es una de las mayores barreras para perder peso. Los reemplazos de alimentos facilitan la planificación de las comidas.

Mayor cumplimiento

Los reemplazos de alimentos reducen las barreras para la adhesión a la dieta, como la tentación de disfrutar de alimentos poco saludables.

Patrón de alimentación regular

La repetición y la rutina son clave en un plan para la pérdida de peso o el mantenimiento del peso. Comer a horas regulares a lo largo del día y evitar largos períodos de tiempo entre cada comida afecta positivamente tu nivel de energía y sensación de hambre.

Precisión de la estimación de las calorías

Los dietistas suelen aconsejar consumir una cierta cantidad de calorías a lo largo del día, dependiendo de sus objetivos de salud. Los reemplazos de alimentos, cuando se preparan como se sugiere, son una manera fácil y precisa de llevar la cuenta de cuántas calorías estás consumiendo.

Calidad de los alimentos ingeridos

Reducir las calorías puede dificultar la obtención de los nutrientes necesarios. Los reemplazos de alimentos a menudo son vitaminas fortificadas, minerales, proteínas y fibra, que ayudan a evitar una brecha de nutrientes.

Afecta positivamente el autocontrol

El registro de la ingesta dietética ayuda a las personas a tomar conciencia de sus comportamientos actuales relacionados con los alimentos. El seguimiento de los reemplazos de alimentos es fácil, lo que facilita la autoconciencia de los comportamientos y los resultados específicos.

Evidencia de por qué los reemplazos de alimentos son efectivos

En 2018, investigadores de la Universidad de Oxford publicaron una revisión sistemática y un meta-análisis de los reemplazos de alimentos para controlar el peso, sin incluir los estudios de los programas de nutrición de Herbalife. Ellos revisaron 14 estudios que compararon el efecto de las intervenciones para la pérdida de peso que incorporaron reemplazos de alimentos con los resultados de las intervenciones alternativas.

Ellos concluyeron que los reemplazos de alimentos son superiores a la dieta usual y a la restricción de calorías.

Nuevos hallazgos del meta-análisis

Según el estudio, los participantes asignados a una dieta de reemplazo de alimentos perdieron 1.44 kg (3.17 libras) adicionales en un año, en comparación con un enfoque de solo dieta.

Los investigadores también observaron que los participantes del grupo de reemplazo de alimentos que se unieron a programas conductuales de pérdida de peso para mejorar su efecto tenían una pérdida de peso mayor de 6.13 kg dentro del grupo. *

Este hallazgo destaca el valor del apoyo social, ya que estos tipos de programas hacen que sea más fácil para la gente adherirse a una dieta de energía reducida. La estructura y el control externo asociados con estos programas también pueden promover la adherencia.

Según nuestra reciente encuesta a dietistas, la adherencia fue el mayor obstáculo en el camino para perder peso de sus pacientes. Alguien que simplemente está comprando reemplazos de alimentos en una tienda de comestibles puede cansarse fácilmente del mismo sabor y darse por vencido; mientras que un programa de comportamiento o una comunidad de apoyo conducirán a una mayor adherencia.

Reemplazo de alimentos para uso clínico

En muchos países hoy en día, las recomendaciones clínicas para el tratamiento de la obesidad aconsejan que las personas que intentan perder peso deben apuntar a un déficit de energía de 500-1000 kcal. Desafortunadamente, estas recomendaciones no fomentan los reemplazos de alimentos como herramientas para ayudar a los pacientes a lograr este déficit.

El meta-análisis proporciona nuevas pruebas para informar las guías clínicas, especialmente cuando se trata de la obesidad. El uso de sustitutos de alimentos debe promoverse como una estrategia dietética eficaz para perder peso, ya que se ha demostrado que los reemplazos de alimentos son efectivos y están disponibles fácilmente sin receta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al igual que con cualquier cambio en su dieta y en sus niveles de actividad física, las personas siempre deben consultar a su médico antes de emprender un camino para perder peso.

Los reemplazos de alimentos para el control del peso también han sido revisados ​​por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).  Al Panel sobre Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias se le encargó que proporcione una opinión científica con respecto a las declaraciones de pérdida de peso relacionadas con los reemplazos de alimentos.

En su artículo, ellos reconocieron lo siguiente:

  1. La pérdida de peso lograda con los productos de reemplazo de alimentos fue significativamente mayor que con las dietas convencionales con restricción de energía prescritas con el mismo contenido calórico.
  2. Cuando las estrategias de pérdida de peso fueron igualmente efectivas, la intensidad de la intervención requerida fue tres veces mayor para las dietas convencionales con restricción de energía que para los reemplazos de alimentos.

En resumen, estos estudios muestran que los reemplazos de alimentos funcionan mejor que los intentos de pérdida de peso autodirigidos. Si bien las dietas populares pueden funcionar para la pérdida de peso a corto plazo, a largo plazo, la adherencia será un problema.

Si estás buscando lograr un peso saludable a largo plazo, siempre es mejor encontrar una comunidad que apoye tus objetivos.

 

* Aún se deben realizar estudios para determinar los resultados esperados de los programas de pérdida de peso o mantenimiento que utilizan exclusivamente productos de Herbalife Nutrition