arte y educación

Transformando comunidades a través del arte y la educación

Por: Hugo García, Diseñador Senior, Estrategia Creativa y de Contenido, Herbalife Nutrition, Norteamérica

 

Muy pocas cosas tienen la resonancia emocional intrínseca del arte. Su poder reside en su versatilidad: puede ser una herramienta educativa, un medio para la autoexpresión o un instrumento para contar una historia que tiene importancia.

 

O, como en mi caso, también puede ser la fuerza impulsora que transforma la vida de alguien.

Cómo me ayudó el arte a encontrar un propósito

Pasé mi infancia en un barrio desfavorecido de Chicago. Siendo hijo de inmigrantes guatemaltecos, presencié cuánto trabajo arduo tuvo que hacer mi familia para poder subsistir. A temprana edad, quería que mi familia y yo nos eleváramos y aspiráramos a una vida mejor.

 

Debido a las condiciones de bajos ingresos en las que crecí, no tenía videojuegos ni entretenimiento de ese tipo. Sin embargo, mi papá trajo a casa pilas de papel en blanco de su trabajo y ese fue mi juguete, mi lienzo. Desde muy temprana edad, estaba haciendo dibujos de figuras sociales influyentes, como Martin Luther King Jr.

 

Descubrí que los bocetos y los dibujos eran la mejor manera de expresar mis pensamientos y sentimientos sobre las causas sociales que me preocupaban. Al unirme a equipos de artistas y grupos de justicia social, encontré el propósito de crear arte que celebraba personas y que apoyaba causas que influenciaron el cambio social.

Haciendo arte que tiene un impacto significativo en las comunidades

He descubierto formas únicas de incorporar mi arte y propósito a través de mi trabajo en Herbalife Nutrition. Por ejemplo, he podido participar en proyectos comunitarios significativos.

 

Recientemente nos asociamos con la Fundación LA Galaxy para rediseñar el Parque Jim Thorpe en Hawthorne, California. Estuve encargado de ayudar a visualizar cómo se verían dos nuevas canchas de futsal junto a un mural de grafiti. El mural representa nuestro objetivo de proporcionar un refugio seguro para practicar deportes y un estilo de vida activo a los niños locales.

 

También encabecé una iniciativa con el Best Choice Center, en Winston-Salem, Carolina del Norte. Ellos ofrecen programas que brindan cuidado y actividades de enriquecimiento después de la escuela a estudiantes jóvenes. A través de la creación de un mural de grafiti y actividades deportivas para niños, cumplimos nuestro propósito de mejorar la vida de los jóvenes locales a través de la salud y la felicidad.

Buscando un propósito compartido

Para mí es un honor participar en este tipo de actividades, que combinan mi amor por el arte, educando a las personas sobre un estilo de vida más saludable y ayudando a nuestras comunidades.

 

En muchos sentidos, los desafíos que enfrentan estos niños reflejan mi propia infancia. Simplemente espero que a través de estas oportunidades para compartir mi arte, estén inspirados para crear y motivados para perseverar y tener éxito.

 

Y me enorgullece ser parte de una compañía que piensa en las personas y actúa para ayudar a los niños que necesitan nutrición, atención y educación.