Pamela Jones empoderamiento

El éxito trae más alegría cuando se comparte: La importancia de la orientación y el apoyo social

Por: Pamela Jones-Harbour, Vicepresidente Sénior y Funcionaria Jurídica, Cumplimiento Global y Privacidad de los Miembros, Herbalife Nutrition

 

Hoy soy quien soy gracias a mis padres que pusieron los cimientos de todo lo que aspiro ser y por lo que me esfuerzo. Me inculcaron dos cosas desde que era niña: el amor por el conocimiento y la motivación por hacer lo mejor que pueda las cosas que importan.

 

Mi papá era particularmente alentador en cuanto a lo que yo podría lograr. Me enseñó a establecer metas altas para mí misma y a seguir lo que sea más querido para mí, ya que la pasión lleva al éxito y el éxito dota de poder a las personas.

 

Recientemente revisaba mi anuario de la preparatoria y encontré una frase que escribí entonces: “ya sea grande, ya sea pequeño, hazlo bien o mejor no lo hagas”. Es graciosa, pero esa máxima ha impulsado mi trayectoria profesional y personal hasta el día de hoy.

Combinar objetivos personales y profesionales

Fui a la escuela de derecho para poder ayudar a los demás. Con las lecciones de mis padres en mente, me fijé metas altas. Presté mis servicios en el Fiscalía General, durante 14 años trabajé en el Departamento de Derecho del Estado de Nueva York y litigué en la Suprema Corte de los Estados Unidos.

Después, un día, se me presentó una nueva oportunidad: Me llamaron para una entrevista para ser Comisionada de la Comisión Federal de Comercio (FTC). Estaba emocionada y eufórica.

 

Pero este fue el giro inesperado: Seis semanas antes había tenido a mi bebé y aún estaba amamantándola. Después de mucha deliberación, decidí no perderme esta oportunidad. Así que, me llevé a mi bebé, tomamos el tren Amtrak hasta el Distrito de Columbia y terminó siendo la mejor entrevista que alguna vez tuve.

 

Fui sincera, me concentré en lo que sabía más que preocuparme por lo que no sabía y me sentía orgullosa de mi maternidad como una mujer profesional que trabaja. Y poco tiempo después fui elegida Comisionada de la FTC, donde estuve casi siete años.

Retribuir mediante la orientación

 

 

En Herbalife Nutrition encontré mi hogar profesional. Los valores de la compañía resuenan dentro de mí: siempre nos esforzamos por hacer lo correcto y nos responsabilizamos y fomentamos la participación personal. Actualmente dirijo a un equipo de cumplimiento en 94 mercados, desarrollando y mejorando políticas e infraestructura para garantizar que haya programas efectivos de educación, capacitación y orientación para los distribuidores independientes de Herbalife Nutrition en todo el mundo. También dirijo los esfuerzos de la compañía en cuanto a la protección de datos y la privacidad.

Me he encontrado con que Herbalife Nutrition también es un estupendo lugar para fomentar el talento de otras personas. Recientemente fui distinguida por el Colegio de Abogados de Estados Unidos por mi trabajo para favorecer una profesión jurídica más racial y étnicamente diversa. Este reconocimiento es una lección de humildad y me motiva a seguir creando un entorno inclusivo en nuestro lugar de trabajo.

 

Ahora que mis hijas son adultas, me gusta pasar los días educando a la gente, convirtiéndome en orientadora para mujeres jóvenes de la compañía. Es muy inspirador ver cómo prosperan mis colegas mujeres. En ocasiones todo lo que necesitan es que las orienten: un mentor que pueda ver algo en ellas que quizás ellas mismas no ven.

La orientación tiene que ver con ennoblecer el liderazgo y apoyar el talento. Simplemente se siente bien poder ayudar a alguien, hacer que se sienta bien consigo misma y empoderarla para que pueda continuar y ser grandiosa. Estoy convencida de que el éxito trae consigo una mayor alegría cuando no es egoísta sino que se comparte.

Enfrentar los retos y encontrar un sistema de apoyo

No ha sido fácil mantener el equilibrio entre la maternidad y una trayectoria profesional altamente exigente. Una madre que trabaja tiene dos profesiones de tiempo completo. Me recuerda a Ginger Rogers y Fred Astaire. Fred Astaire fue un gran bailarín en las películas antiguas, pero Ginger Rogers hacía todos los pasos al revés y con zapatos de tacón algo y se veía fabulosa. Así es ser una madre que trabaja.

Aprendí que si quieres destacar como mamá y en tu trabajo, tienes que ser sincera contigo misma y buscar soluciones creativas. Tienes que perdonarte y ser veraz respecto a los retos. Busca un sistema de apoyo, pide ayuda. Ten en mente que no vas a ser perfecta siempre y que tu familia lo comprenderá.

Sé que no estaría en donde estoy ahora si no hubiera tenido el apoyo de mi familia, especialmente de mis tres hermosas hijas. Me inspiran a tener metas altas como modelo a seguir y a buscar trabajo que sea un reto y que me satisfaga.