El Club de Nutrición que está transformando a toda una comunidad

Source: Bob Bogard, director, estrategia de ventas y soporte, Herbalife Nutrition

 

 

Coshocton, Ohio es el arquetipo del pequeño pueblo estadounidense: llena de personas trabajadoras y amigables, construida sobre un fuerte sentido de comunidad y acostumbrada a la vida tranquila. Sin embargo, durante las últimas décadas, la ciudad se ha enfrentado a algunas dificultades muy serias. Tres de las seis fábricas que brindaban numerosos empleos para el pueblo, cerraron, y otra cerrará en los próximos dos años. Además, desafortunadamente, Coshocton no ha sido capaz de escapar a una combinación común de factores que afecta cada vez más a los vecindarios: desiertos de alimentos(una carencia de opciones de alimentos saludables, incluyendo frutas y vegetales frescos) y saturación de alimentos (una sobreabundancia de opciones no saludables, como restaurantes de comidas rápidas y tiendas de artículos de consumo diario).

 

Pareciera una situación improbable para el desarrollo de un Club de Nutrición (una reunión social donde las personas se centran en la buena nutrición y el ejercicio regular para alcanzar una salud óptima), ¿no? Bueno, una pareja de distribuidores independientes de Herbalife Nutrition se arriesgó y superó las expectativas. David y Rochelle Byers son propietarios de Healthy’s Coshocton, un espacio que se ha convertido en un oasis para los lugareños. Ofrecen batidos proteicos nutritivos, clases de acondicionamiento físico seis veces a la semana, acceso a educación en nutrición, planes alimenticios para que mejores tu salud y un ambiente libre de prejuicios para todos aquellos que buscan llevar un estilo de vida más saludable y feliz.

 

A pesar de la variedad de ofertas, el éxito de Healthy’s Coshocton radica en un valor básico: el apoyo social. Intentar alimentarse mejor y estar más activo físicamente puede resultar difícil porque es complejo establecer buenos hábitos; sin embargo, contar con una comunidad de apoyopara obtener supervisión y estímulo marca una enorme diferencia. Reunir a las personas que tienen objetivos de salud y condición física similares contribuye a fomentar un sentido de comunidad y un entorno amigable y sociable entre sus miembros. “Somos todos diferentes, pero cuando nos reunimos en el club de nutrición, se crea una atmósfera increíble. Si tratas bien a las personas y les brindas opciones saludables, creas una comunidad de personas positivas, que piensan parecido y que se alientan entre ellas eso fue lo que hicimos en Healthy’s Coshocton”, afirma David.

 

Healthy’s, como muchos otros clubes de nutrición, ha construido su éxito al desafiar convenciones y brindar apoyo y asesoramiento.

 

La creencia de que las personas no están determinadas por su entorno

 

Es probable que uno piense que las personas en este pequeño pueblo tiendan a invertir en menor medida en alternativas nutritivas porque son costosas. Sin embargo, al insertar Healthy’s Coshocton en la comunidad (mediante muestras gratuitas de productos de Herbalife Nutrition y clases gratuitas de acondicionamiento físico) y al invitar a personas a intentar tener un estilo de vida saludable y activo, Dave y Rochelle descubrieron que todo lo que las personas necesitan es una pequeña motivación y aliento para comenzar. “Deseamos construir una relación con nuestros clientes y ayudarlos a encontrar lo que sea que los haga felices. Deseamos ayudarlos a encontrar su propósito y derrumbar toda barrera que los obstaculice”, argumenta Rochelle.

 

Crear un entorno sin excusas

 

¿No tienes tiempo?, ¿no tienes motivación?, ¿no cuentas con experiencia?, ¡no tienes excusas! Healthy’s Coshocton cuenta con todo tipo de clases de acondicionamiento físico para ayudar a las personas a empezar, ya sea con ejercicios cardiovasculares con tambores, grupos de entrenamiento o pound fit; y todas estas opciones son sin cargo. También mantienen desafíos de pérdida de peso, porque la responsabilidad es parte importante del proceso. Además, la lista no se detiene aquí: tienen fiestas de batidos, fiestas de spa, karaoke para sobrios y miles de actividades para combinar el ejercicio, la diversión y la comunidad.

 

La convicción de retribuir a la comunidad

 

Si bien las clases de acondicionamiento físico son gratuitas, las personas pueden donar una contribución a propio criterio. Healthy’s Coshocton entrega ese dinero a todo centro que utiliza para dar las clases. Hasta el momento, han realizado generosas donaciones al Ejército de Salvación y a Hopewell School, un instituto para personas con discapacidad mental. En Healthy’s Coshocton, se publican las fotografías de los viajes que han realizado los estudiantes de Hopewell gracias a esas donaciones. De esta manera, las personas tienen otro motivo, además de su bienestar, para mantenerse saludables: la recompensa de saber que, al hacerlo, están ayudando a personas necesitadas.

 

“Amamos nuestro trabajo porque ayudamos a las personas a cambiar sus vidas para mejor. Ya sea un acondicionamiento físico, nutrición o estilo de vida más saludable y activo, o simplemente sacarles una sonrisa en sus rostros durante un día; no existe un sentimiento mejor. Es increíble la manera en que la mentalidad de la ciudad ha evolucionado”, continúa Byers.

 

La transformación está recién comenzando. En Coshocton se encuentra al mayor fabricante de banderas de los Estados Unidos, y al honrar aquel espíritu estadounidense, esta comunidad ha superado las adversidades y continuará haciéndolo, al encontrar nuevas maneras de reinventarse a través de caminos más saludables y felices.