Yo soy Herbalife - Llevar una Vida Activa y Saludable No es Fácil, pero Merece la Pena

Llevar una Vida Activa y Saludable No es Fácil, pero Merece la Pena

Amo Nuevo México. Nací aquí, fui a la escuela aquí, y siempre pensé en vivir aquí y trabajar en la Tierra Encantada. No cabe duda de que Nuevo México ha sufrido buena parte de los retos a los que nos hemos enfrentado en los últimos años.

Mientras el estado se va recuperando lentamente de la crisis económica, nuestra cuota de desempleo todavía es mayor que la media nacional. Y muchas personas sufren problemas de salud, especialmente obesidad, uno de los mayores problemas entre la comunidad latina aquí. De hecho, casi un 30% de los adultos latinos en Nuevo México son considerados obesos.

Ambas cuestiones – alto desempleo y problemas de salud generalizados – pueden acabar con una comunidad. Cada vez que pienso en cuántos obstáculos muchas personas tienen que superar, me siento especialmente feliz de haber encontrado un estilo de vida que amo, y que me da la oportunidad de ofrecer una vida mejor a los demás.

Mi compromiso con la salud

Mantenerme en buena salud ha sido siempre muy importante para mí, pero nunca pensé que se convertiría en mi carrera profesional. Como muchos otros adolescentes, gané algo de peso en la universidad. Fue entonces cuando probé los productos de la compañía mundial de nutrición, Herbalife. Cambié la pizza por batidos de proteínas saludables y las mañanas en la cama por visitas al club de nutrición. Cuando finalmente perdí 20 libras, mucha gente me preguntó cómo había perdido peso. Fue entonces cuando me di cuenta de que podía compartir mi estilo de vida saludable con mi familia y amigos, a la vez que beneficiarme económicamente.

Con el tiempo, empecé un club de nutrición en Santa Fe para compartir productos con otros. Me encanta hablar con la gente que viene al club cada día, muchos de ellos tienen dudas. Un cambio así puede resultar abrumador para una comunidad que está acostumbrada a alimentarse mayoritariamente de comida rápida. Pero a mí me hace feliz ver el alivio y entusiasmo en las caras de la gente cuando descubren lo fácil y sencillo que es seguir nuestros programas. Si alguien quiere cambiar su estilo de vida para perder peso, deberían sentirse bienvenidos, no amenazados. Me esfuerzo mucho en hacer de mi club de nutrición un sitio amigable, con entrenamientos gratuitos, demostraciones de recetas saludables, y programas de educación sobre nutrición para todas las edades.

Fortalecer a mi comunidad

Las personas en mi club de nutrición no son sólo clientes, llevan formando parte de mi comunidad toda su vida. Veo caras conocidas todos los días. Me encanta ver cómo papás y mamás que un día no podían correr  con sus hijos, hoy están jugando al baloncesto con ellos en el parque porque han perdido el peso que les estaba reteniendo. Sobre todo disfruto de las clases de cocina con los niños locales; es un regalo extraordinario tener el privilegio de enseñarles hábitos saludables que les acompañarán para siempre.

Quiero vivir en una comunidad que sea activa y próspera, no enferma y fracasada. Mi club de nutrición marca la diferencia con sólo una fracción de mi amplia comunidad, pero me alegra poder poner de mi parte. Estoy orgullosa de la mujer de negocios en la que me convertido y feliz de tener una carrera profesional que ayuda a la comunidad que tanto me importa.

Forma parte del movimiento para la salud

Te animo a que busques maneras de mantenerte en forma y en buena salud, si es que no lo has hecho. Es más, no lo mires como una tarea rutinaria que debes conseguir solo. Ejercitarse y comer bien es mucho mejor si formas parte de una comunidad de amigos que se cuidan entre ellos. ¡Descubrirás que es más divertido, y volverás por más!

Amanda Borrego es una Asociada Independiente de Herbalife de Santa Fe, Nuevo México.

2 comments

Deja un comentario