La mayor amenaza a la Salud Pública

Por Alan Hoffman, Vicepresidente Ejecutivo, Asuntos Corporativos Mundiales
7 de marzo, 2015

Conocimiento del impacto económico que tiene la obesidad.
Informes recientes indican que casi un 30% de la población mundial padece de obesidad o sobrepeso. Y la Organización Mundial de la Salud predice que para 2015, aproximadamente 2.3 mil millones de adultos padecerán de sobrepeso, y más de 700 millones de obesidad. Desde 1985, ha aumentado la cifra de personas con diabetes de 30 millones a 383 millones, un aumento del 1,173%. Desafortunadamente, esta es una tendencia que no muestra indicios de detenerse.

Las estadísticas son aún más alarmantes cuando se considera el impacto futuro en la urbanización. Debido en parte a ingresos más altos y menos actividad física, la tasa de obesidad es tres a cuatro veces más grande en las ciudades que en las áreas rurales de los países, como en India y China.

Un estudio en China encontró que la urbanización reduce gasto de energía de 500 a 600 calorías al día, el equivalente de consumir más de 300 Big Macs de McDonald al año.

Además, el impacto económico de la obesidad en la sociedad es significativo, llevando un total de $2 billones o 2.8 porciento del PIB mundial, el equivalente al PIB de Italia y Rusia. En México, la obesidad es el costo social más grande generado por el humano a la sociedad, sobrepasando el cigarrillo, la violencia, el alcoholismo y los accidentes de tráfico. En el Reino Unido, la obesidad es el segundo costo mayor después del cigarrillo, con un costo a la economía de más de $70 mil millones al año. En los Estados Unidos, un estudio elaborado por Universidad George Washington/Sociedad Americana de Actuarios calculó el costo general de la obesidad a $605 mil millones solo para 2014, y un 20.6% de gastos en salud nacional.

Las cifras son impactantes y están causando que gobiernos y sociedades repiensen completamente las políticas nacionales sobre la nutrición.

La obesidad alcanza la mayoría
Existen muchas razones por las que las poblaciones han alcanzado el sobrepeso tan rápido. Los estilos de vida sedentarios y menos ejercicios, salarios altos y vidas más ocupadas, lo que resulta en más ingreso disponible y mayor dependencia en los restaurantes; y desde luego, un aumento en el consumo calórico y en tamaños más grandes de las porciones. Si usamos los Estados Unidos como ejemplo, en 2010, los estadounidenses consumieron un 20 por ciento más en calorías de lo que fue en 1970. Los tamaños de los productos y los totales de calorías para una variedad de alimentos se han duplicado o triplicado como promedio en los últimos 19 años. Y menos de 3 en 10 estudiantes de bachillerato reciben 60 minutos o más de actividad física al día.

La obesidad es una crisis mundial, y como sociedad, simplemente no podemos permitir que esto continúe en este camino.

¿Qué podemos hacer sobre la epidemia de la obesidad?
La respuesta obvia es que necesitamos priorizar y aumentar el acceso a la buena nutrición y el ejercicio físico, pero es más fácil decirlo que hacerlo.

Pero es lo que está haciendo Herbalife. La compañía fue fundada en 1980 para promocionar la buena nutrición y un estilo de vida saludable, y esto es lo que continuamos haciendo alrededor del mundo. De hecho, millones de personas usan los productos Herbalife a base diaria para ayudarlos a perder peso y llevar vidas más activas.

Únete a la lucha
La acción comienza con el conocimiento, así que te invitamos a conocer más sobre cómo puedes ayudar. Estos son tres puntos de partida:

  1. Conoce más sobre Herbalife y cómo proporcionamos apoyo comunitario.
  2. Conoce el impacto que tiene la epidemia de la obesidad.
  3. Prioriza las opciones saludables de alimentos y el ejercicio variado en tu vida.

One comment

  1. Sabemos que el problema existe solo tenemos que concientizarnos para hacer cambios alimenticios combinado con el ejercicio diario

Deja un comentario