Salud del corazón: La máxima motivación para hacer ejercicio

Por Samantha Clayton, directora sénior, Educación sobre Condición Física Mundial, Herbalife
15 de Marzo de 2017

 

Hay muchas buenas razones para levantarse del sillón e ir al gimnasio. Algunas personas hacen ejercicio para mejorar su rendimiento atlético, algunas quieren esculpir un físico perfectamente tonificado y muchas otras hacen ejercicio como parte de su plan de pérdida de peso.

Hoy, sin embargo, quiero dar la razón principal por la que es necesario ejercitar, una razón que hará que te levantes y comiences a ejercitarte incluso cuando esté frío y lluvioso afuera. El músculo más importante en el cuerpo que necesita algo de ejercicio diario es uno que no puedes ver, pero que es vital para nuestra supervivencia, ¡tu corazón!

De acuerdo al Informe del Surgeon General de EE.UU. sobre Salud y Actividad Física, las personas inactivas tienen el doble de posibilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca comparado con aquellos que son más activos.

Hacer ejercicios regularmente tiene muchos beneficios maravillosos para la salud. Algunos de estos son fáciles de ver, tales como la reducción de la grasa corporal, masa muscular aumentada o piel mejorada. Pero los beneficios de salud más impresionantes que se logran a partir de ejercitar regularmente no pueden verse externamente.

Los beneficios de salud que no pueden apreciarse visualmente son, en mi opinión, los más importantes. Incluyen función cardíaca mejorada, fortaleza muscular mejorada, movilidad de las articulaciones mejorada, y sentido mejorado del bienestar. A pesar de que no puedes ver estos beneficios para apreciarlos, la buena noticia es que puedes sentirlos, especialmente los beneficios de la salud del corazón.

Luego de centrarse en un programa de entrenamiento cardiorrespiratorio durante unas pocas semanas, deberías comenzar a sentir que el ejercicio se vuelve más fácil y que las tareas de la vida diaria no harán que te falta la respiración tan fácilmente como antes. El ejercicio cardiorrespiratorio (también conocido como “cardio”) es simplemente un término usado para describir el ejercicio que hace trabajar al corazón y al sistema circulatorio. Este sistema tiene que funcionar todo el día, todos los días para mantenernos vivos. La ejercitación cardio podría renombrarse como “ejercitación de la fortaleza del corazón”, porque el corazón es un músculo (cardíaco) y el ejercicio lo ayuda a mejorar las capacidades de bombeo de la sangre del corazón.

El corazón late en promedio 100,000 veces por día y envía más de 2,000 galones de sangre por todo tu cuerpo. Cada vez que incrementas el ritmo del corazón durante un ejercicio cardio prolongado, este tiene que bombear sangre a una velocidad más rápida. Por lo tanto hacer esto regularmente hará que el corazón sea cada vez más eficiente bombeando sangre. El corazón luego tendrá que trabajar menos cuando descanse para sostener tus funciones corporales, lo que significa que tendrá un ritmo cardíaco en reposo reducido.

Si quieres cosechar los beneficios relacionados con la salud asociados con el ejercicio cardiovascular regular, debes intentar incorporarlo a tu programa de tres a cinco veces por semana. Los ejercicios que promueven la mejora cardiovascular incluyen caminar, correr, andar en bicicleta, bailar, nadar o alguna actividad que te haga perder el aliento.

Deja un comentario