Los beneficios de un régimen equilibrado de entrenamiento de resistencia

Por Samantha Clayton, Directora Sénior DE Educación Física Mundial de Herbalife
28 de enero, 2016

Todos, sin importar la edad, deberíamos de estar haciendo algún tipo de entrenamiento muscular de forma regular. Cuando estamos jóvenes, se nos hace fácil desempeñarnos físicamente al máximo; pero, al envejecer, la habilidad para realizar estas actividades disminuye con facilidad, a menos que hagamos el esfuerzo de retener nuestro nivel de fuerza y condición física.

Muchas personas creen que el entrenamiento muscular es para deportistas o aquellos que anhelan ser musculosos. Sin embargo, la verdad, es que el entrenamiento de resistencia es importante para mucho más que solo lucir bien o jugar mejor.

Al envejecer, comenzamos a perder masa muscular de forma natural y la densidad ósea comienza a disminuir. Y, aunque no podemos detener el tiempo, es posible que podamos envejecer con dignidad, cuidando del cuerpo con buena nutrición y ejercitando con rutinas que incluyan un elemento de entrenamiento de resistencia.

El entrenamiento de resistencia puede mejorar la calidad de vida en maneras positivas. Éstas son tres de mis favoritas:

  1. Mejora la habilidad para realizar actividades diarias. Entre más fuertes los músculos, más fácil es sacar las compras del auto, cargar a un niño o alcanzar el gabinete de arriba. Las actividades generales de la vida cotidiana son más fáciles cuando estás fuerte y en forma.
  2. Mejora el equilibrio y la estabilidad. Cuando los músculos son fuertes y resistentes, se facilita mantener el equilibrio cuando estás en movimiento. Entre más estable, más seguro para que puedas desarrollar tus actividades cotidianas o jugar deportes.
  3. Aumenta el uso de calorías. Los ejercicios de entrenamiento muscular aumentan la tasa metabólica del cuerpo, ocasionando que el cuerpo queme más calorías durante el día. Esto ayuda de manera significativa con la pérdida de peso a largo tiempo y mantiene óptima la composición corporal.

Ahora que sabes cuán importante y beneficioso puede ser el entrenamiento muscular, permíteme compartir algunos de mis consejos sobre cómo puedes comenzar a desarrollar los músculos:

Establece retos continuamente. Un entrenamiento progresivo es importante si deseas que tu rutina sea productiva. Debes dedicarte al entrenamiento de manera que te ayude a mejorar con el tiempo. El hacer lo mismo una y otra vez no te ayudará a lograr el desarrollo muscular que deseas. Si levantas el mismo peso de resistencia, con las mismas repeticiones durante una sesión de entrenamiento, te mantendrás igual. En algún momento, debes tratar de hacer más repeticiones o usar más resistencia.

Ejercita arduamente. Estimula el tejido muscular ejercitando arduamente. Usa tu peso corporal como resistencia o levanta pesas a base regular, 3 a 4 veces a la semana.

Mantén un cuerpo equilibrado. Ejercita la parte superior y la parte inferior del cuerpo para asegurarte que mantienes un buen equilibrio muscular del cuerpo.

Días de descanso. No ejercites demasiado ya que pones en riesgo la habilidad de recuperación. Comenzarás a recaer si ejercitas demasiado. Planifica tomar de 1 a 2 días de descanso como mínimo a la semana.

Motivación. Comprende que necesitas de automotivación para ejercitar varias veces a la semana, así que considera inscribirte con un amigo o familiar para que ejercite contigo.

Paciencia. Date tiempo para ver los resultados. Toma tiempo para ver el desarrollo muscular y el aumento de fuerza.

Prueba esta rutina corta de ejercicios. Los ejercicios son sencillos ya que el ejercicio no necesita ser complicado para obtener resultados. La constancia es la clave para el éxito a largo tiempo.

  • 12 sentadillas
  • 12 lagartijas
  • 12 zancadas
  • 12 levantamientos de pesa lateral para el hombro
  • 12 escalones en una tabla de 12 pulgadas

Proponte realizar 3 sets en total.

Deja un comentario